• agosto 26, 2020
  • Blog
Qué es el Etanol y graduaciones disponibles

Además de estar presente en nuestras bebidas favoritas almacenadas en el bar, el alcohol es también un componente principal en muchos de los productos cotidianos que utilizamos: limpiacristales, desinfectante de manos y perfumes. El etanol para bebidas no alcohólicas y para usos industriales es un tema muy amplio y difícil de organizar en distintas categorías, lo que puede resultar complicado cuando se busca comprar etanol.

Para ayudarle, explicaremos los diferentes grados de etanol y para qué se utilizan.

El etanol, también conocido como alcohol etílico, alcohol puro, alcohol de grano o alcohol para beber, a menudo se abrevia como EtOH. EtOH y es un alcohol ligero y un líquido volátil, incoloro e inflamable con un olor característico. EtOH arde con una llama casi invisible y es biodegradable.

Sin las condiciones adecuadas, el EtOH atrae el agua mientras se almacena. Otra característica importante del EtOH es la formación de una mezcla azeotrópica con agua.

PROCESO DE PRODUCCIÓN

El EtOH es un producto químico naturalmente extendido, producido por frutas maduras y por levaduras o bacterias silvestres a través de la fermentación. El etanol a partir de biomasa se puede producir a partir de cualquier materia prima que contenga cantidades apreciables de azúcar o materiales que se puedan convertir en azúcar. La fermentación (biotecnología) es la vía predominante para la producción de EtOH. La biomasa también se puede convertir en EtOH a través de vías biotecnológicas y termoquímicas.

VÍAS BIOQUÍMICAS

Las materias primas más comunes son la caña de azúcar y el maíz, y en climas templados también la remolacha azucarera, el trigo o la patata. El proceso de fermentación general a partir de la glucosa es:

C6H12O62 C2H5OH + 2 CO2

Naturalmente, los procesos bioquímicos subyacentes son mucho más complicados. Se utilizan levaduras adaptadas, por ejemplo Saccharomyces cerevisiae y la fermentación se puede realizar con o sin presencia de oxígeno. Con oxígeno, algunas levaduras son propensas a la respiración, la conversión de azúcares en dióxido de carbono y agua. Como el EtOH es una toxina, existe un límite a la concentración máxima en la infusión producida por las levaduras. Esto da como resultado una alta demanda de energía para la purificación de EtOH por destilación.

En los procesos industriales se puede alcanzar una eficiencia de aproximadamente el 90 al 95% de los rendimientos teóricos. Pero la levadura sin modificar solo convertirá azúcares con 6 átomos de carbono. Como los azúcares con 6 átomos de carbono son solo una parte de la biomasa, la eficiencia de conversión general es mucho menor. Para permitir el uso de una gama más amplia de componentes de biomasa, se están desarrollando procesos que también convierten azúcares con 5 átomos de carbono. Los compuestos más grandes en la biomasa (celulosa y hemicelulosa) primero deben descomponerse en azúcares fermentables y lignina, que actualmente no es una materia prima candidata para EtOH.

OTROS CAMINOS

Se han desarrollado métodos no biotecnológicos para la producción de EtOH. El EtOH de las rutas de conversión química se llama etanol sintético. El proceso químico más común para la producción de EtOH es la hidratación del etileno catalizada por ácido:

C2H4 + H20 C2H5OH

El etileno se obtiene a partir de materias primas petroquímicas. El ácido fosfórico se utiliza principalmente como catalizador.

El EtOH también se puede producir a partir de gas de síntesis mediante síntesis química. Además, ciertos microorganismos pueden digerir el gas de síntesis para producir etanol.

El etanol es un ingrediente valioso en la producción de:

  • Bebidas alcohólicas: licores y alcoholes (por ejemplo, vodka y ginebra). El alcohol neutro se mezcla con agua, aromas y saborizantes para producir el producto final.
  • Alimentos y bebidas no alcohólicas: Sabores y aromas. El etanol se utiliza como producto natural para extraer y concentrar sabores y aromas, que luego son utilizados por la industria de alimentos y bebidas. Los productos finales no contienen alcohol.
  • Productos químicos: pinturas y termómetros. El etanol se usa ampliamente como solvente y puede encontrarlo en muchos productos domésticos, como el anticongelante que usa para limpiar el parabrisas de su automóvil. El etanol se utiliza cada vez más como una alternativa renovable a los productos químicos de origen fósil para crear una amplia gama de productos, como los bioplásticos.
  • Cosmética: El etanol se encuentra en perfumes, desodorantes y otros cosméticos.
  • Farmacéutico: El etanol también tiene muchos usos médicos y se puede encontrar en productos como medicamentos, toallitas médicas y como antiséptico en la mayoría de los geles desinfectantes de manos antibacterianos.

Grados de etanol

1) 95% (95,6%) de etanol

Esta es la concentración más alta de etanol que puede obtener por destilación, porque el etanol al 95,6% es un azeótropo, lo que significa que el estado de vapor tiene la misma proporción de etanol y agua que el estado líquido.

2) Etanol absoluto (99-100%)

Algunos procedimientos que son sensibles a la presencia de agua requieren etanol absoluto. Un método común para producir etanol con una concentración superior al 95% es utilizar aditivos que alteren la composición azeotrópica y permitan una mayor destilación. Por esta razón, el etanol absoluto a veces contiene trazas de estos aditivos (como benceno). El etanol absoluto es higroscópico (atrae el agua), así que no espere que siga siendo etanol al «100%» por mucho tiempo si no se tapa.

3) Etanol desnaturalizado

El etanol desnaturalizado (95% o absoluto) contiene aditivos (como metanol e isopropanol) que lo hacen inseguro para beber y, por lo tanto, están exentos de ciertos impuestos sobre bebidas. Esto lo hace más barato que el etanol puro.

Si desea más aclaraciones o consejos sobre qué tipo de etanol es el más adecuado para su propósito, contactecnos.