• agosto 25, 2020
  • Blog
Alcohol desnaturalizado Vs. Alcohol isopropílico

El alcohol isopropílico y el alcohol desnaturalizado tienen muchas similitudes. Sin embargo, sus estructuras químicas, medios de producción y toxicidad varían. En la ciencia, el término alcohol se refiere a una amplia gama de compuestos orgánicos que contienen uno o más grupos hidroxil – hidrógeno y oxígeno -. Han sido utilizados como limpiadores y desinfectantes por muchos años, aunque la joya de la corona se encuentra principalmente en licorerías y bares: el alcohol etílico, o alcohol de grano, es utilizada como bebida o droga recreativa. Sin embargo, el consumo humano de alcohol isopropílico y el alcohol desnaturalizado no es seguro. 

Métodos de producción de alcohol

El alcohol se produce fermentando frutas o granos, cualquier cosa con un alto contenido de almidón. Muy a menudo, el alcohol creado  para convertirse en alcohol desnaturalizado proviene de la caña de azúcar, la remolacha o el maíz. Tras la producción de alcohol altamente concentrado, se agrega una variedad de sustancias para evitar el consumo humano debido a su naturaleza venenosa o su sabor extremadamente amargo: benceno, formaldehído y yodo, por ejemplo.

Si bien el alcohol etílico no es particularmente dañino para los humanos antes del proceso de desnaturalización, la ingestión de alcohol isopropílico puede causar vómitos, hemorragia intestinal y, en casos graves, la muerte. El  alcohol isopropílico se produce mediante una reacción de propileno, un subproducto del petróleo y ácido sulfúrico. Después se agrega agua.

Los dos tipos de alcohol tienen una fórmula química diferente: etanol (C2H6O) e isopropanol (C3H8O). El alcohol isopropílico se puede encontrar como agente amargo en el alcohol desnaturalizado.

Usos de los diferentes alcoholes

Tras agregar agentes amargos, el alcohol desnaturalizado se vuelve más tóxico que el alcohol isopropílico. Además, algunos de los aditivos químicos pueden dañar la piel de una persona. Como tal, rara vez encuentra uso en entornos médicos.

El alcohol isopropílico, por otro lado, se puede encontrar en la mayoría de los hospitales y botiquines. Su efecto relativamente leve en la piel humana también significa que los fabricantes de cosméticos lo agregan a productos como lociones para manos. De manera similar, el alcohol isopropílico se puede usar de manera segura para limpiar componentes electrónicos, a diferencia del alcohol desnaturalizado.

Cuando el alcohol desnaturalizado se evapora, deja un residuo que puede afectar las partes sensibles de un ordenador. De manera similar, algunos de los otros productos químicos en el alcohol desnaturalizado pueden ser corrosivos para los plásticos. El alcohol desnaturalizado también se puede encontrar en cosméticos, pero la mayoría de las veces se utiliza como químico industrial. El alcohol desnaturalizado se puede utilizar como estufas o lámparas de combustible. Ambos tipos de alcohol se pueden utilizar como disolventes y, en algunos casos, desinfectantes.

Si desea conocer más información, no dude en contactarnos.